Métodos utilizados

  • El método para el conteo de aves rapaces y acuáticas consiste en observaciones directas en el área del Parque Eólico. Las aves migratorias detectadas durante este período de migración se identificaran con ayuda de binoculares y el apoyo de las guías de campo para identificación de aves de Howell y Webb (1995) y Sibley (2000).

    Las aves observadas fueron contadas y registradas mediante la clave de seis letras, las tres primeras del género y las tres primeras de la especie y anotando el número de individuos vistos al momento.

    Las especies se registraron por bloques de una hora, registrando al inicio de cada bloque datos con respecto a las condiciones atmosféricas como velocidad y dirección del viento, porcentaje del cielo cubierto por nubes y tipo de nubes (cirrus, cúmulos, estratos y nimbus), temperatura ambiental y visibilidad en kilómetros, así como también el número de observadores y los minutos observados durante la hora. Al inicio de la temporada de migración la estación fue atendida por un solo contador, sin embargo para los días pico de migración la estación es atendida por dos o tres personas, esto debido a que algunas veces los grupos de aves son muy numerosos y suelen dividirse en varias líneas de vuelo. Para facilitar el conteo y registro de los individuos se utilizaron contadores manuales para facilitar el conteo y hacerlo lo más exacto posible.

  • En los puntos de conteo, el observador permanece en un punto fijo y toma nota de todas las aves observadas y escuchadas en un área de radio y tiempo definido (Ralph et al., 1996). El radio del punto usado fue de 25 m debido a que dentro del sitio predominan áreas abiertas que permiten que el campo de visión sea mayor.

    Los observadores que realizan los puntos de conteo, tienen la capacitación necesaria para la identificación visual y acústica (tanto cantos como llamadas) de las especies locales. Cada observador conto con binoculares, formato para registro de datos, lápiz, reloj con segundero y un GPS con la ubicación exacta de los puntos de conteo.

    Para el estudio de monitoreo, se determinan 16 puntos de conteo escogidos aleatoriamente a lo largo del parque, además de una réplica de cada punto a 150 metros hacia el sur. En estos puntos se realizó un censo de la avifauna que fue vista y escuchada por parte los observadores, considerando únicamente el registro de la distancia a la que el ave fue observada por primera vez.

    El período de censo es de cinco minutos, registrándose los siguientes datos: el número del punto, la fecha y la hora del día. Las especies se anotaron en el orden en que fueron detectadas. Para cada especie se anotó por separado a los individuos detectados dentro y fuera del radio fijo, es decir 25 m. En el caso de las aves que sin detenerse sobrevolaron por encima del dosel, se registraron por separado las que lo hicieron dentro y fuera del radio fijo. Solamente se consider la distancia a la que el ave fue observada por primera vez.

  • La estación de redeo de aves se diseñó para monitorear el paso de las aves durante la migración de otoño, así como para obtener información acerca de las aves residentes, como aspectos reproductivos (presencia de parche de incubación) y algunos indicadores de salud de las aves (acumulación de grasa en el pecho). El método de trabajo propuesto permitirá la comparación de datos entre visitas a lo largo del tiempo, así como la compatibilidad de datos con otros programas de monitoreo; siguiendo los lineamientos generales establecidos por el North American Banding Council (Consejo de Anillado de Norteamérica 2003), que es una organización que se encarga de dictar las normas y reglas de anillado para las aves particularmente en los países de Canadá y Estados Unidos.

  • Para evaluar la forma como la avifauna migratoria y residente interacciona con los aerogeneradores, se realizaron estudios puntuales alrededor en cada uno de ellos. El monitoreo de las interacciones se realizó por períodos de 30 minutos durante los cuales se registraron las aves que cruzan o se acercan significativamente al aerogenerador que se está monitoreando. Los observadores se colocaron a una distancia que permitió observar las trayectorias de vuelo de las aves con respecto a las diferentes áreas de interacción del aerogenerador.

    Para este método específico se utilizan formatos diseñados especialmente para la toma de información de uso del espacio aéreo.

  • La palabra “radar” es la abreviatura del inglés radio detection and ranging. Esta tecnología fue desarrollada en la segunda guerra mundial con fines de vigilancia del espacio aéreo, para detectar incursiones de aeronaves enemigas. Sus primeros operadores detectaron señales que no provenían de aviones y no podían determinar qué las ocasionaba, por lo que empezaron a llamarlas “ángeles”. Posteriormente se dieron cuenta se trataba de aves, así es como se descubrió el potencial de esta herramienta para realizar estudios ornitológicos, dando origen a lo que ahora se llama Ornitología de radar (Radar ornithology).

    Desde entonces el radar ha probado ser una herramienta útil para detectar, monitorear y cuantificar los movimientos de las aves, ya que tiene un amplio rango de acción y no depende de muchas condiciones especiales para ser útil, convirtiéndolo en un medio muy versátil para estudios ornitológicos. Un radar emite pulsos de radiación electromagnética que es reflejada por los objetos con los que hace contacto, usando la misma antena para enviar y recibir la señal. Su principal ventaja es que permite medir la distancia a que se encuentra el objeto detectado, además de que detecta casi el 100% de los objetos que pasan por el haz de pulsos emitidos, y permite colectar información de aves que pueden ser perdidas por observadores visuales al volar muy alto, a grandes distancias o por la noche.

    De tal manera, se han realizado numerosos estudios de movimientos locales y migratorios de aves en Europa, Israel, África, en el Ártico y en los Estados Unidos, utilizando el radar para estimar la densidad de la migración, así como la altitud y dirección de vuelo; pero más recientemente también se han usado para determinar la influencia que las estructuras construidas por el hombre tienen en los movimientos de la avifauna.

    La aplicación de la ornitología de radar a temas de conservación empezó cuando, por primera vez, se usó un radar marino móvil de alta resolución y bajo consumo de energía para monitorear el riesgo de colisión de aves con líneas de transmisión eléctrica. En los últimos años se ha utilizado ampliamente en estudios relacionados con la energía eólica tanto en Europa como en Norteamérica, examinando el comportamiento de vuelo de aves migratorias diurnas y nocturnas en relación con la presencia de aerogeneradores y parques eólicos. El radar resulta una herramienta de observación sumamente valiosa pues muchas especies de aves migran durante la noche, cuando es imposible estudiarlas con técnicas visuales convencionales.

    En nuestros monitoreos utilizamos un radar marino de banda X Modelo FR-1525 Mark 3, montado en una camioneta pick up adaptada como laboratorio móvil. Durante los monitoreos nocturnos colectamos información como direcciones, velocidades y alturas de vuelo, además de realizar un conteo de los blancos detectados para posteriormente estimar la tasa de flujo migratorio; mientras que en los monitoreos diurnos colectamos datos que nos permiten reproducir y mapear posteriormente las trayectorias de vuelo de los grupos de aves, en un radio de hasta 6km alrededor de la ubicación de la estación de radar.

    La información que colectamos permite describir las características de la migración de aves en las inmediaciones de la ubicación de la estación de radar, por ejemplo al interior de un parque eólico o dentro de un área propuesta para un desarrollo eólico o de otro tipo, que requiera conocer el uso que la avifauna da al lugar. Con los datos colectados elaboramos reportes donde quedan plasmados los hallazgos realizados. Dichos reportes son generalmente utilizados para cumplir con requerimientos que la autoridad ambiental haya solicitado al interesado en la realización de los proyectos que dieron origen a los mismos monitoreos.

    Nuestros estudios han permitido colectar información de gran valor no sólo para nuestros clientes sino también para la comunidad científica, pues hemos logrado publicar algunos de nuestros resultados en revistas académicas, contribuyendo a subsanar la poca información disponible sobre las características y ecología de la migración nocturna de aves en el país.

  • El diseño del método de detección ultra-acústica consiste en dos modalidades: activa y semi-activa. La modalidad activa consiste en recorrer a pie un trayecto de 1 km realizando grabaciones continuas. Este método tiene la ventaja de que el observador aumenta las probabilidades de encuentro con los murciélagos al tener la capacidad de moverse y dirigir el micrófono hacia donde se detecte actividad de murciélagos. En promedio en un kilómetro de trayecto se logran 60 minutos de grabación. Se establecieron en total dos trayectos por cada unidad ambiental muestreada, en este caso, en el acahual de selva baja caducifolia y el área de palmar. Una variante de este método es hacer una estación de punto fijo que, como su nombre lo indica, es poner el micrófono en cierto sitio y esperar a que pasen los murciélagos para así ser registrados y grabados.

    Al inicio de cada recorrido se tomaron medidas de temperatura, humedad, velocidad y dirección de viento con la ayuda de un anemómetro portátil marca Skymate.

    La modalidad semi-activa, consiste en realizar grabaciones por cinco minutos en puntos fijos de grabación. Para tal efecto, se utilizó a cada aerogenerador como punto de grabación. Al igual que en la forma semi-activa se tomaron variables anemómetricas.

    Las grabaciones se llevaron a cabo mediante el sistema de detección ultra-acústico de expansión de tiempo que permite el muestreo puntual de secuencias breves mediante un convertidor digital/analógico de alta velocidad, que se reproducen después a menor velocidad para poder registrarlas en el equipo de audio. Aunque este sistema no permite la grabación continua ni en tiempo real, registra la señal original con una mayor fidelidad, lo cual proporciona mayor nivel de resolución en el análisis posterior (Parsons et al 2000).

    El sistema de detección de expansión de tiempo resulta más recomendable que el de otros sistemas de división de frecuencias o el método de Heterodino (Fenton et al 2001), para los fines del presente estudio de prospección. Para lo anterior se empleó un detector de ultra-sonidos U-30 (Ultra Sound Advine) conectado a una tarjeta digitalizadora de alta velocidad (DAQCars6062e, de Nacional Instruments) que operando a una velocidad de muestreo de 250 khz y manejada mediante el programa Recorder V2.97 (Avisoft) registrara la grabación en formato digital en el disco duro de una computadora portátil (Dell Latitud 2530).

    Las grabaciones obtenidas durante los muestreos se analizaron con el programa BatSound Pro v.3.3 (Pettersson Elektronik AB) identificando las secuencias de sonido grabadas a nivel de especie usando los criterios de determinación existentes en la literatura. Para lo anterior se eligió como unidad de rastreo un segundo de grabación, de esta manera por cada minuto de grabación se estuvieron revisando 60 pantallas en búsqueda de pulsos con sus respectivos armónicos. Una vez detectado un pulso se registraron sus principales atributos como FI (frecuencia Inicial), FF (frecuencia final), frecuencia constante (FC) si es el caso, I (intervalo), T (duración) y forma del pulso lo cual permite la determinación de la especie o grupo de especies a la que pertenece, también es importante para comprobar la identidad de las especies, revisar las referencias bibliográficas sobre el tema, y la biblioteca de sonidos que se tiene con sonogramas de especies que se distribuyen en todo México.

  • Se realizan búsquedas sistemáticas de “fauna accidentada” a través de transectos a lo largo de la línea de aerogeneradores, durante cada mes; las búsquedas sistemáticas consisten en cubrir el área cercana al aerogenerador de aproximadamente 50 metros, en la cual pudieran encontrarse restos de individuos o ejemplares completos después de un impacto con las aspas o las torres de los aerogeneradores. Los sitios con vegetación muy densa se les dio un tratamiento especial.

    En las búsquedas participan cinco personas por vuelta, la búsqueda se iniciaba colocándose el personal paralelo al camino con una separación de 10 metros entre cada uno, colocándose al extremo este u oeste del aerogenerador al inicio de cada área las cuales se denominaron áreas de maniobra (área que en muchos casos aun esta desprovista de vegetación y en la cual opero la maquinaria durante el montaje de los aerogeneradores). De esta manera se avanza a un paso lento haciendo el barrido de toda esta área, al terminar el personal se pasa al siguiente aerogenerador y se repite el barrido del terreno, hasta finalizar los aerogeneradores.

  • Se colocan 16 cadáveres en total distribuidos al azar a lo largo de la línea de aerogeneradores. Se emplean cadáveres que se obtienen en estudios previos en otros sitios de la región. Se colocan cinco aves pequeñas, cinco aves grandes y seis murciélagos.

    Los sitios donde se colocan los cadáveres se eligen al azar, ubicándose en áreas de acahual se selva baja perennifolia y áreas abiertas; primero se definen los aerogeneradores donde se colocan los cadáveres, posteriormente se elige la orientación (norte-sur) y la distancia con respecto al aerogenerador a la cual se colocara cada cadáver, el rango de distancias varia dependiendo del tamaño del cadáver, aves pequeñas y murciélagos se colocan en un rango de 0 a 30 mts mientras que los pollos grandes se colocan de 0 a 50 mts.

    Los cadáveres se colocan en un día y al día siguiente se iniciaron las revisiones. El estado de cada cadáver se revisa diariamente hasta que el cadáver es removido, en este caso se revisa en un radio de 15 m para tener la certeza de que el cadáver no se encontrara en el sitio. De todos los cadáveres se registra su ubicación con ayuda de un GPS.

    Se considera removido el cadáver una vez que había sido consumido al 100 % por los carroñeros o no se encontrara en el radio de 15 mts próximos a donde se ha colocado el cadáver.

CONTACTO

Carr. Antigua Xalapa-Coatepec

Esq. Camino a Rancho Viejo No.1

Fracc. Briones C.P. 91152

Coatepec, Veracruz

01(228) 8.33.46.29

01(228) 8.42.18.59

01(228) 8.42.18.00 / Ext.4325

01(228) 8.33.45.76

Redes Sociales